¿Qué es el siglo XVI?

Académicamente hablando el siglo XVI se puede definir como un periodo de la historia de Europa caracterizado por mejoras, avances y la recuperación de la crisis de la baja Edad media. Sin embargo, debemos tener muy en cuenta que para la enseñanza y los estudios históricos es necesario periodizar y poner límites a la historia, pero estas limitaciones son una creación del mundo moderno, y que en ningún caso existieron.
Simplemente y atendiendo a esto, el siglo XVI no sería más que la continuación del ?ayer?, sin que la sociedad de esa época experimentase ningún cambio brusco y mucho menos que fuese consciente de ello. Por tanto los cambios y avances que atribuimos al siglo XVI no se produjeron en una fecha concreta, sino que es el producto de mucho tiempo de desarrollos y cambios muy lentos.

Una vez aclarado esto, y sin más dilación, comenzaré a describir el siglo XVI: Como ya he reflejado anteriormente, este siglo supone una serie de cambios sociales, económicos y políticos.
En un primer análisis podemos destacar que el siglo XVI se caracteriza por ser la barrera entre la ?época antigua?, es decir el mundo medieval y el mundo nuevo, la modernidad.
En este nuevo periodo, la lógica se va imponiendo poco a poco a lo mistérico, surgiendo así nuevas formas de pensar, sentir y creer.

1.La sociedad

El régimen demografía se caracteriza por ser de tipo antiguo, es decir, las tasas de natalidad y de mortalidad eran muy elevadas, por lo que el crecimiento poblacional era muy reducido, aunque positivo, ya que las tasas de natalidad eran un poco más altas que las de mortalidad.
Mortalidad: debemos señalar que las tasa tan altas estaban ocasionadas principalmente por tres factores: guerra, hambre y epidemias, además de la muerte natural.
?Las guerras, al contrario que las otros dos factores, dejaban huellas indirectas, más que directas, ya que además de los muertos en el campo de batalla, estos casi siempre eran jóvenes por lo que la procreación descendía, pero es que además el paso de un ejército por una población suponía prácticamente su destrucción ya que el ejército se alimentaba de la comida del poblado dejándole sin víveres y solían transmitir enfermedades.
?El hambre solía ser frecuente ya que la economía practicada no permitía el almacenamiento de alimento, pues recordemos que esta economía era de subsistencia, es decir, se cosechaba lo básico para la subsistencia de la familia, a demás del atraso de las técnicas de conservación del alimento; si por cualquier factor la cosecha era mala, esto implicaba que el pueblo llano es especial, pasaba hambre.
?Las epidemias también comprendían un factor a esta alta mortalidad. Los efectos de estas epidemias estaban agravadas por la vulnerabilidad de las personas a causa de la mala alimentación, la mala higiene y la escasez de sanidad. Es de destacar la altísima mortalidad de los niños en sus primeros años de vida.
Natalidad: observamos unas tasas bastante elevadas. Debemos señalar que los distintos grupos sociales no tenían la misma mentalidad a la hora de tener hijos; en el pueblo llano los niños, aunque a corto plazo suponía una boca más que alimentar, a medio y largo plazo era mano de obra y una garantía de tener alimento y casa cuando los padres se retirasen de las labores del campo. Sin embargo la aristocracia no tenían la necesidad de preocuparse por su futuro pues lo tenían asegurado y quizá no tenían tanta necesidad de tener hijos, a lo sumo un varón que conservara el patrimonio familiar.
La nupcialidad era muy frecuente y podemos observar, al igual que la natalidad una cierta estacionalidad. Estos matrimonios no eran por amor sino que estaban acordados por la familia desde que eran pequeños y siempre por interés de esta.
Como es lógico, debido a la alta mortalidad existente, era normal que uno de los cónyuges falleciera, por lo que las segundas nupcias eran frecuentes y estaban mejor vistas en hombres que en mujeres.
En definitiva podemos concluir que a pesar de esta alta mortalidad existente en el siglo XVI se observa un importante crecimiento demográfico debido a la mejora de las técnicas agrícolas y de la integración del comercio.
Pero ¿cómo podemos conocer estos datos?: las fuentes son escasas y poco fiables y las que hay no tienen una finalidad de recuento demográfico, sino militar y fiscal.
Las principales fuentes son los censos, los empadronamientos y los libros parroquiales.
La estructura social podríamos definirla únicamente con cuatro palabras: sociedad estamental, jerarquizada, con privilegios y con una desigualdad muy marcada.
Esta sociedad y como antes he dicho se divide en dos estamentos básicos, privilegiados y no privilegiados o tercer estado. El primero estaba compuesto por la aristocracia y el clero, que tenían privilegios jurídicos, económicos y sociales, eran poseedores de tierras y señores de estas. Mientras que el segundo estaba compuesto por la burguesía, artesanos, campesinos y grupos marginales, que tenían muchos deberes y pocos derechos.
sin-titulo_2
Imagen cogida de http://historiadelmundocontemporaneo.files.wordpress.com/2007/09/sin-titulo_2.gif
Además esta sociedad estaba organizada en grupos (corporativa), ya sean grupos de familia (grupo amplio de parientes), linajes (varias familias) o asociaciones profesionales (gremios). El cambio de estamento era muy difícil pero no imposible y la principal vía de ascensión social era la militar.

2.La economía

Se trata de una economía también de tipo antiguo, basada en la agricultura de bajo rendimiento que garantizaba únicamente la subsistencia.
La agricultura es de subsistencia y el cultivo principal era el cerealístico dado que es la base de la alimentación en este siglo.
El bajo rendimiento que caracteriza a esta agricultura se debe a que, por un lado está sometida a las inclemencias del clima, además la insuficiencia de los métodos de transporte y la incapacidad de almacenamiento imposibilitan las compensaciones entre malas y buenas cosechas; y por otro lado, se usa un utillaje muy rudimentario y de bajo rendimiento realizado en madera.
En el siglo XVI podemos observar un cierto carácter extensivo de la actividad agrícola, que debido al crecimiento poblacional, ve como las tierras dedicadas a esta actividad se expanden.
Los sistemas de cultivos usados son principalmente el barbecho (tierra que no se cultiva durante un periodo de tiempo para que recupere su fertilidad) y el de año y vez (división de la tierra en dos parcelas donde se combinan el barbecho y una plantación).
En cuanto a la tierra y su explotación podemos distinguir varios tipos de tierras. En primer lugar podemos encontrarnos propiedades públicas y propiedades privadas, en la primera se distinguen los baldíos que son aquellas tierras para uso y disfrute de los vecinos y suponían un complemento a la economía campesina, y los propios que tiene un propietario pero son alquiladas a un campesino.
La propiedad privada pertenecía principalmente al monarca, la nobleza y la Iglesia.
En cuanto a la explotación de estas tierras, se estableció un sistema de contratos entre el dueño y el campesino que serán explicados a continuación:
Existen dos tipos: enfiteútico y arrendamiento.
?Efiteusis: se trata de un contrato vitalicio.
?Arrendamiento: contrato no vitalicio.
La ganadería es una actividad complementaria a la agricultura, sirviendo como suplemento alimenticio y una fuente de obtención de materia prima.
Otra actividad complementaria será la pesca.
La actividad industrial la podríamos definir como una preindustria trabajada por artesanos que realizan sus tareas a mano. Esta industria tiene un escaso desarrollo técnico y una mala distribución que impide el buen reparto de los productos industriales, aún así, produjo una apertura de numerosos mercados y un aumento de la demanda. Esta producción se encuentra a manos de los gremios que controlan desde las jornadas laborales de los artesanos, hasta el número de piezas que se lanzan al mercado.
El comercio en esta época será bastante dinámico. Los elementos de créditos evolucionan, mientras que las vías de comunicación seguirán en muy mal estado.
En la actividad comercial podemos encontrar el comercio interno, que se realiza por dos vías, la terrestre y la fluvial. Y el comercio exterior. La organización del intercambio comercial está basada en las ferias y los mercados.

3.Estado moderno

El Estado moderno apareció entre los siglos XV y XVI, tras la crisis del feudalismo, que fue aprovechada por los reyes para retomar su poder.
A finales del siglo XVI el Estado comenzó a emplearse con un carácter general para hacer referencia al conjunto del cuerpo político. Y es que el Estado moderno está compuesto por toda una serie de cuerpos políticos, las instituciones, que ayudaban a la organización y control del territorio. De este ámbito surgieron varias posiciones, los estatalistas y los no estatalistas. Los primeros defendían el nacimiento de la administración moderna y otorgaban al rey el papel centralizador del poder. Mientras que los no estatalistas recortarían este poder real a través de la creación de redes sociales en la administración. Además otorgaban un papel muy importante en el Estado a los consejos.
Alrededor de este tema. El Estado Moderno, se han creado numerosos debates que aún hoy en día continúan.
a)Pensamiento económico
En este siglo comienzan a aparecer pensadores que se preocupan por la situación de su país y comienzan a aportar soluciones. Así se crean varias corrientes económicas, de las cuales destacan el mercantilismo, que se caracteriza por una fuerte intrusión del Estado en la economía. Considera que la prosperidad de un país se encuentra en el capital que tenga. Este capital está representado por los metales preciosos que el Estado tiene en su poder. Los principales autores de esta corriente son Martín de Azpilicueta, William Petty, Tomás de Mercado, entre otros. La fisiocracia es otra corriente económica destacada, y aunque se desarrolló en Francia durante el siglo XVIII, se trata de una corriente que surgió como reacción al mercantilismo. La fisiocracia atribuye la riqueza a la naturaleza y considera la agricultura como la principal actividad económica y el único generador de riqueza, mientras que la industria y el comercio no podían aportar riqueza al Estado.
Los principales autores fueron François Quesney, Jacques Turgot y Pont de Neumours.
b)Pensamiento político
En esta época existieron varios modelos de organización política:
?Modelo autoritario: se desarrolla en Francia y los reinos hispánicos. Este modelo se caracteriza porque el rey es la cabeza del Estado y el poder reside en el rey.
?Modelo pactista: se desarrolla principalmente en Inglaterra pero ya en el siglo XVII. El poder del rey está muy limitado, el que realmente lo tiene es el parlamento.
?Monarquía electiva: donde los soberanos son elegidos a través de un consejo.

4.Revolución científica

La revolución científica podemos definirla como el proceso por el cual la ciencia inicia su despegue en Europa.
Pero esta revolución científica ya había comenzado antes, donde se aprecia un descenso de la autoridad eclesiástica dejando paso a una mayor intervención de la ciencia.
Es ahora cuando se generaliza el uso de la imprenta, que tuvo una grandísima importancia a la hora de difundir textos escritos, además suponía el fin del control eclesiástico en el saber y los escritos.
Se realizan nuevos descubrimientos geográficos gracias a los avances realizados en el campo de la navegación, la cartografía y en los instrumentos de navegación.
También se dio un desarrollo de las universidades que tuvo como objetivo la difusión del conocimiento, pero era un conocimiento alejado de la religiosidad.
La astronomía, la física y la medicina también verán es su campo grandes avances con pensadores de la talla de Galileo Galilei, Nicolás Copérnico o Andrés Vesalio, entre otros muchos y no de menor importancia para la historia de la ciencia.

Quizá durante este siglo se puede destacar la figura de Carlos V, el monarca más importante que existió durante este siglo a causa de la enorme herencia que tuvo en sus manos, una herencia que fue, sin duda, el resultado de la poñítica matrimonial llevada a cabo por los Reyes Católicos. Su reinado estuvo basado en la búsqueda de la universitas cristiana. Esto nos puede hacer una idea de que a pesar de todos estos avances anteriormente citados y la decadencia de la Iglesia, aún seguía siendo muy importante y todavía articulaba gran parte de la vida política y de la sociedad.
Este monarca, a causa de esta idea de la universalidad cristiana llevó a cabo numerosas guerras con distintas potencias, entre ellas con los turcos y con Francia.

En definitiva, el siglo XVI es un siglo de numerosísimos avances en todos los sentidos, y aunque con esta descripción realizada podemos ver que aún quedaba mucho por hacer en todos los sentidos, pero muy especialmente en el ámbito económico, fue clave para asentar las bases de la historia moderna de Europa.

Realizado por Graciela García Becerril